a Tapas

Cuando se tiene hambre, hay que saber a donde ir

marquex dice:

Entre dos Hermandades

19 noviembre 2009 | Ningún Comentario

Si tuviera que definir este local en una frase diría que es “el típico bar de barrio“, con su barra de aluminio, sus camareros simpáticos pero suyos y con comida de toda la vida, que no te va a fascinar, pero va bien para salir del paso.

Imágen de la tapita

Imágen de la tapita

Su carta es amplia y además viene traducida al inglés, ya que el barrio del bar es el centro y por allí pasan muchos guiris, y en ella se ven las míticas imágenes de los platos combinados (*esas que parecen que no han sido renovadas desde 1982*). En ella se encuentran carnes, pescados, ensaladas, freiduría varia y platos de cuchareo, además, si entras en el bar tienen pizarras con las tapas del día que no vienen en la carta. En éstas últimas me sorprendió ver mucho cuchareo, tenían puchero, cocido, chicharos, lentejas y acelgas. No probé ninguno de estos platos, pero había gente comiéndolos y tenían buena pinta.

Las tapas son grandes para el precio que tienen y te ponen patatas en abundancia con ellas (*eso es importante para algunos como yo*), aunque éstas sean de bolsa.

Tienen menús entre semana, con los que te puedes poner hasta arriba de comer por 9 euros.

Imágen de la tapita

Imágen de la tapita

Por dentro es un bar que se ve un tanto antiguo y de aspecto apagado, aunque es mas grande de lo que parece por fuera. Se puede reservar para organizar celebraciones.

Fuera tiene unas 5 mesas en las que se está bastante bien, ya que es una zona bastante transitada y te entretienes viendo la gente pasar,  aunque están demasiado pegadas al carril bici, un problema que se repite últimamente en muchos locales.

En resumen no me ha parecido mal bar, aunque por el mismo precio se puede conseguir algo más de calidad.

Comparte esta opinión con todo el mundo
| |
Aquí puedes tomar...
Deja un comentario