a Tapas

Cuando se tiene hambre, hay que saber a donde ir

Albertini dice:

Martes Santo

15 Abril 2014 | Ningún Comentario

Es Martes por la mañana, y se prevé un día esplendido para emprender nuestra rutitas de Semana Santa. Si cogemos “el llamador” veremos que la primera cofradía en salir es la de El Cerro, puede ser un atractivo punto de partida, irse a la zona del Matadero, tomar unas tostaditas con jamón y ver salir sobre las doce a esta cofradía por su barrio que, sin duda, prometerá mucho más emotivo. También está la opción, si no somos muy madrugadores, de esperar a la cofradía refrescándonos con una cervecita en la zona de Viapol-Empresariales en alguno de los muchos bares que oferta la zona. Personalmente recomiendo Viapol Tapas.

Imágen de la tapita
Imágen de la tapita

Pasadas las tres del mediodía y para cerrar el que podría ser primer tramo del día, podemos ir dando un paseo a la entrada de la calle Águila y ver salir a San Esteban, momento famoso en que los costaleros sacan el paso del misterio de rodillas. Ya puestos, estamos en un punto horario y de localización idóneos para acercarnos a la Puerta de la Carne, lugar histórico de la ciudad, para disfrutar un rato de San Benito.

El segundo capítulo de nuestra jornada se presenta muy interesante a la vez que intenso. Hay varias posibilidades para redondear la llegada de la noche sevillana en este Martes Santo. Como primera posibilidad recomendaría ir a media tarde a la zona del Arco del Postigo y coger un buen sitio para esperar el paso del Cristo crucificado y el palio de nuestra Sra. d los Dolores, o hermandad de Santa Cruz. Mientras la espera puede hacerse más amena disfrutando de algún pescaito frito por la zona del Arenal o entrando en los muchísimos bares que hay por la zona como pueden ser La freiduría del Arenal, Los Coloniales, o las abacerías del Postigo.

Imágen de la tapita
Imágen de la tapita

Obligado sin duda es ir a la busca de la entrada de los Estudiantes en la Puerta de la Universidad de el Rectorado o Antigua Fábrica de tabacos, momento mágico en el que todas las luces son apagadas y solo queda la penumbra de los cirios y la música de fondo.

En ese mismo instante podemos dirigirnos rápidamente a coger un buen sitio en los Jardines de Murillo, y así esperar uno de los enclaves más míticos y conocidos de la Semana Santa de Sevilla, el paso de de la Hermandad de la Candelaría a través de ese escenario místico que generan los jardines en penumbra con la linde de las antiguas murallas de la Ciudad.

Imágen de la tapita
Imágen de la tapita

Otra segunda posibilidad habría sido mantenerse toda la tarde y el anochecer en los alrededores de la Plaza del Triunfo, disfrutando de la oferta de bares que tenemos en la calle Mateos Gago como son La Fresquita (bar mítico cofrade), el Perejil, las Columnas o Casa Román, y pudiendo dirigirnos a contemplar la famosa “revirá” de El Dulce Nombre en la calle Alemanes con Hernando Colón. Y justo después poder elegir entre la Candelaria por los ya mencionados Jardines o Santa Cruz subiendo la cuesta de Mateos Gago y terminando su estación de penitencia, sin duda será un momento único para admirarla llegar a su Parroquia de Santa Cruz.

Imágen de la tapita
Imágen de la tapita

ITINERARIO OFICIAL MARTES SANTO (Fuente: Sevillaclick)

Comparte esta opinión con todo el mundo
| |
Deja un comentario